a
Revista ContraIncendio 2017
HomeLo + PopularSistemas especiales de extinción de incendios

Sistemas especiales de extinción de incendios

image_pdfimage_print

Porque no todos los incendios se suprimen con agua, se presenta una serie de sistemas especiales para las industrias. Creados para una mejor y mayor cobertura en pro de la vida y las propiedades.

Previo a la descripción de los sistemas especiales de extinción de incendio, he decidido empezar este artículo respondiendo una cuestión que los usuarios finales suelen hacer al iniciar el desarrollo de los proyectos contra incendio.

¿Cuándo requiero un sistema especial de extinción de incendio?

El agua es el agente extintor más usado en los sistemas contra incendio, sin embargo, no es el mejor agente extintor para todos los tipos de combustibles. Hay aplicaciones donde el agua en su composición natural sin pulverizar o químicamente pura es poco eficaz para controlar y extinguir el incendio, incluso podría ser mortal. Algunas limitantes: el agua es inmiscible con combustibles de hidrocarburos, esta propiedad evita el recubrimiento efectivo y la dilución por debajo de su punto de inflamación.

En incendios de líquidos más livianos que el agua, ésta puede sumergirse debajo del líquido ocasionando derrames o la expulsión violenta del líquido incendiado.

Contiene impurezas que la hace conductiva, poniendo en riesgo a los ocupantes por posibles electrocuciones en incendios de instalaciones eléctricas con carga.

Puede provocar explosiones por la reacción con ciertos productos químicos y metales combustibles.

Cuando el riesgo y el tipo de ocupación representan un reto para los sistemas convencionales de protección contra incendio a base de agua, se requiere emplear otros agentes de extinción, dependiendo del agente existen los siguientes sistemas: dióxido de carbono, polvo químico seco, químico húmedo, espumas, agentes limpios, agua pulverizada y agua nebulizada.

En las siguientes secciones, se describen algunos de estos sistemas con la intención de proporcionaren especial al cliente finalsus principales características.

Características de los sistemas especiales

Agente

Algunas Aplicaciones

Dióxido de carbono (CO2)

Ventajas: No deja residuos, no daña el medio ambiente, no es corrosivo, no conduce energía eléctrica.

Almacenamiento de líquidos inflamables, mezcladoras, hornos, prensas, cabinas de pinturas, generadores de turbina, salas eléctricas, cuarto de baterías, centrales hidroeléctricas, transformadores, recolector de polvo, motores, pulverizadores de carbón.

Limitantes: Puede producir: asfixia y quemaduras en altas concentraciones.

No se aplica en materiales que al entrar en combustión generan su propio oxígeno.

Polvo químico seco (PQS)

Ventajas: Eficaz para la extinción de fuegos de líquidos inflamables, alta velocidad de extinción, no conduce electricidad.

Líquidos combustibles, gases inflamables, materiales orgánicos que produzcan braza y fuego, ocupaciones con equipo eléctrico. Por ejemplo: molinos textiles, almacenamiento de líquidos inflamables en contenedores portátiles, equipo móvil de servicio pesado, excavadoras, máquinas tuneladoras, bandas transportadoras.

Limitantes: deja residuos ácidos y alcalinos, es corrosivo.

Agente Limpio

Ventajas: no deja residuos, no daña el medio ambiente, no es corrosivo, no conduce la energía eléctrica, no reduce el oxígeno, almacenamiento reducido del agente, no daña el medio ambiente.

Ocupaciones que requieren una extinción rápida, inundación total, instalaciones eléctricas y protección de equipo de alto valor, espacios normalmente ocupados por personal. Por ejemplo: centro de cómputo, telecomunicaciones, galerías, museos, centro de control de motores, cuartos eléctricos, equipo clínico, quirófanos, laboratorios, equipos robotizados, torres de control aéreo, vehículos militares.

Limitantes: no se aplica en materiales que al entrar en combustión generan su propio oxígeno, aplicación en espacios herméticos.

Espumas

Ventajas Resistencia al calor, penetrante en superficies, sella salidas de vapores.

Extinción de incendios de clase A (sólidos) y B (líquidos). Extingue los vapores de líquidos inflamables derramados, suprime incendios de combustibles en cavidades o compartimentos inaccesibles, tanques de combustibles, almacenes con grandes cantidades de líquidos combustibles e inflamables, motores, plantas de manufactura, refinerías de petróleo, plantas químicas, hangares.

Limitantes: Se descompone y vaporiza su contenido de agua bajo el ataque del calor y la llama, fácil descomposición, son conductivas de electricidad.

Agente extintor y mecanismos de extinción

Un agente extintor es una sustancia o mezcla de ésta, que al contacto con un material en combustión —en la concentración y aplicación adecuada— suprime el fuego y evita su reignición.

Destacan dos factores en la selección del tipo de agente extintor:

a) Proporcionar la protección adecuada según el riesgo y tipo de ocupación.

En el sector minero, por ejemplo, la carga combustible varía debido al propio entorno, sea en una mina a cielo abierto o subterránea.

b) Minimizar los daños e interrupciones de las actividades operativas por la descarga del agente.

Para que un incendio se inicie o mantenga, es necesario la coexistencia de cuatro factores: combustible, oxigeno, calor y reacción en cadena.

Los sistemas de extinción contra incendio funcionan eliminando o disminuyendo estos factores que componen el tetraedro del fuego.

Los metales alcalinos, tales como: litio, sodio, potasio, rubidio y cesio, son reactivos con el agua.

Cada agente de extinción, debido a sus propiedades físicas y químicas, causará uno o más de los siguientes mecanismos para extinguir el fuego:

  • Propiedades Físicas: eliminación del combustible, sofocación del oxígeno y enfriamiento por debajo de la temperatura de ignición.
  • Propiedades Químicas: ruptura de la reacción en cadena (inhibición).

Un tipo particular de agente son los utilizados para la extinción del fuego clase D, donde implican metales combustibles. Los metales normalmente se queman a temperaturas extremadamente altas, los metales alcalinos, tales como: litio, sodio, potasio, rubidio y cesio, son reactivos con el agua. Cuando se aplica agua a un fuego de metal alcalino, las partículas de agua caliente pueden separarse en hidrógeno e hidróxido, causando una explosión.

Cuando se aplica agua a un fuego de metal alcalino, las partículas de agua caliente pueden separarse en hidrógeno e hidróxido, causando una explosión.

Sistemas especiales en minas

La prevención y protección contra incendio y contra explosiones en el sector minero se basan en los mismos principios generales de evaluación de riesgos, control de variables que inciden en la generación de fuego, prevención de la fuente de ignición, detección, supresión y aviso oportuno del fuego y capacidad de respuesta ante una emergencia que se aplican a todas las instalaciones industriales. Por ejemplo, un incendio en las minas subterráneas además del fuego, el humo y los gases tóxicos generados en espacios confinados y con ventilación deficiente representan un riesgo mayor para los ocupantes.

Referencias NFPA en la protección contra incendio en minas

  • NFPA 120 Norma sobre prevención y control de incendios en minas de carbón.
  • NFPA 121 Norma de protección contra Incendios en equipos para minería a cielo abierto autopropulsados y móviles.
  • NFPA 122 Norma sobre prevención y control de incendios en minas subterráneas de metal y no metales.
  • NFPA 123 Norma sobre prevención y control de incendios en minas subterráneas de carbón.

Sistema de extinción a base de dióxido de carbono (CO2)

Una descarga de CO2 posee una apariencia de nube blanca, por las partículas de hielo seco que son transportadas junto con el vapor expandido. A temperatura y presión ambiental es un gas. Pasa de estado de gas a líquido fácilmente o a estado sólido por compresión y enfriamiento.

Figura 4. Estados del CO2 con respecto a la temperatura y presión

Propiedades de extinción

El mecanismo primario por el cual el CO2 extingue el fuego es la reducción del oxigeno (sofocación). Si la atmósfera que suministra oxígeno al fuego se diluye con vapor de C02, la velocidad de generación de calor se reduce, el combustible es enfriado por debajo de su temperatura de ignición, permitiendo la extinción del fuego. También contribuye el efecto de enfriamiento.

Sistema de extinción a base de polvo químico seco (PQS)

El polvo químico seco es una mezcla de polvos que se emplean como agentes extintores. Se le reconoce por su eficacia para la extinción de fuegos de líquidos inflamables.

Existen fundamentalmente tres tipos de polvos extintores:

  • Polvo ABC (Multipropósito, compuesto por sulfatos y fosfatos).
  • Polvo BC (Comúnmente bicarbonato de sodio o potasio).
  • Polvo D (Mezcla de sales).

Propiedades de extinción

Los mecanismos de extinción del PQS son, primordialmente la ruptura de la reacción química capturando los radicales libres (inhibición). Factores secundarios: La descarga del PQS produce una nube que se interpone entre la llama y el combustible adsorbiendo el calor de radiación emitido por la llama (apantallamiento de la radiación). El polvo polivalente (ABC) se descompone por el calor, dejando un residuo pegajoso (ácido metafosfórico) que aísla el contacto del combustible con el oxígeno (sofocación). En menor grado también puede actuar por enfriamiento.

Sistema de extinción con agentes limpios

Un agente limpio es una sustancia extintora no conductora de electricidad, volátil, o gaseosa, que no deja residuos tras su evaporación. Los agentes limpios que reemplazan al halon están incluidos en dos grandes categorías: compuestos halocarbonos y gases o mezclas inertes.

Propiedades de extinción

Los agentes limpios halogenados extinguen el incendio por medio de la expulsión de los radicales de la llama con la cual interrumpen la reacción química en cadena y enfrían la superficie del combustible. Los agentes limpios inertes reducen el oxígeno por debajo del porcentaje requerido para la combustión.

Sistema de extinción a base de Espumas

La espuma para extinción de incendios es un agregado estable de burbujas de densidad menor que el aceite y el agua. Se utiliza principalmente para formar una capa flotante cohesionada en líquidos inflamables y combustibles llamada manto de espuma. La espuma se produce al mezclar un concentrado de espuma con agua, aireando y agitando la solución para formar la estructura de la burbuja. Se puede clasificar por su capacidad de expansión en baja, media y alta expansión.

Pie de foto: Conjunto de fotos de tipos de concentrado de espumas

Tipos de concentrados de espuma:

  • Agentes Espumantes Proteínicos (P)
  • Agentes Espumantes Fluoroproteínicos (FP)
  • Agentes Fluoroproteínicos que Forman Película (FFFP)
  • Agentes Espumantes Formadores de Películas Acuosas (AFFF)
  • Espumas resistentes al alcohol (AR)
  • Agentes Espumantes de Baja Temperatura

Propiedades de extinción

La espuma forma una manta que cubre al líquido inflamable, separa las llamas, retarda la liberación de vapores, enfía la superficie y excluye el oxígeno de los vapores inflamables. Éste efecto de aislamiemnto se mantendrá mientra permanezca la manta de espuma flotando sobre el líquido inflamable.

Estructura básica de los sistemas fijos de extinción

Los sistemas de supresión fijos son activados por medios automáticos (detectores de humo, calor, flama) o manuales (mecanismo incorporado al cilindro, botones de descarga) que servirán para accionar la descarga del agente. La aplicación del agente puede ser de forma local (directamente sobre la superficie) o por inundación total (uniforme en todas las partes de un espacio cerrado o semi cerrado).

Los sistemas de supresión fijos se componen básicamente de: un cilindro o tanque como medio de almacenamiento; boquillas o medios de descarga; válvulas de control y mantenimiento; un sistema de tuberías fijas conectadas al almacenamiento; equipo de control electrónico incluyendo medios de activación automáticos y manuales, así como equipos de notificación de pre descarga y descarga (audibles, visibles).

En conclusión, los sistemas especiales de extinción de incendio ofrecen otra alternativa o complementan la protección contra incendio en las ocupaciones, cuando las soluciones convencionales que utilizan agua como agente extintor de fuego no aportan la protección adecuada o no aseguran la integridad de los ocupantes o equipos por daños colaterales.

Su aplicación dependerá del índice de riesgo y ocupación de las edificaciones, ventajas tales como: minimizar la humedad en la superficie, evitar daños al medio ambiente, reducir las interrupciones de su negocio y protección en espacios ocupados por personal serán determinantes en la elección de su agente extintor de incendio.

Por: José Manuel Almejo

image_pdfimage_print
Compartir en:
Evalúa el artículo

lectores@revistacontraincendio.com

Sin comentarios

Deja un comentario