a
Revista ContraIncendio 2017
HomeEn el interOcupación mixta, reto en la prevención

Ocupación mixta, reto en la prevención

image_pdfimage_print

Cuando escuchamos el nombre de World Trade Center (WTC) México, inmediatamente lo relacionamos como algo emblemático de nuestra ciudad; imaginamos sus cristales azulados y lustrosos, tal vez la torre con la punta rotatoria –la más alta del mundo- que sirve de lujoso restaurante gourmet, quizá el área dedicado a conciertos y shows o su porte de gigante guardián, silencioso e imponente; pero rara vez lo vemos como lo que realmente es, una ciudad intercomunicada.

Entrevistamos al licenciado Javier Cruz García, Gerente de Seguridad Del Centro Internacional de Exposiciones y Convenciones (CIEC) del WTC y Pepsi Center, quien nos obsequia un vistazo de la historia de la estructura:

“El World Trade Center de la Ciudad de México, conocido anteriormente como Hotel de México, es un rascacielos de 207 metros y 50 pisos; ha sido un pionero y fuente de inspiración para la ocupación mixta, que incluye un centro de convenciones y exposiciones, centro de espectáculos, centro cultural, estacionamientos y el restaurante giratorio (tal vez su característica más famosa)”, oficinas, cines, bancos, entre otros servicios.

Javier nos explica también que el complejo, enclavado en el corazón de la colonia Nápoles, a tan sólo 11.7 kilómetros del Aeropuerto Internacional, “cuenta con dos recintos de clase mundial: el CIEC y el Pepsi Center; y ambos representan una oferta inigualable para albergar cualquier tipo de evento, debido a su diseño multifuncional”.

El uno y el otro dan vida a infinidad de espectáculos a lo largo del año (cerca de mil) y reciben aproximadamente a tres millones de visitantes. Con el Pepsi Center WTC, albergando hasta 8 mil asistentes en pista y con 3 mil 478 butacas, y el Centro de Exposiciones, en el que se llevan a cabo muestras de todo tipo, desde servicios médicos hasta exposiciones industriales, no nos sorprende que sean pioneros en eventos de tipo trade show y/o de consumo. Si los juntamos, tendremos 30 mil metros cuadrados de infraestructura.

Javier Cruz considera al edificio de ocupación mixta, con todas y cada una de sus partes, como una gran ciudad, pero toda metrópoli conlleva una responsabilidad enorme, y el riesgo siempre está presente…

 

Estar siempre preparado es importante

Para asegurar el CIEC y el Pepsi Center es necesario un sistema estructurado que involucre las distintas disciplinas de la seguridad, tanto técnica como física y operativa- explica el Gerente-. En éstas se conjugan diferentes factores, como la presencia tangible de elementos de seguridad, sistemas modernos de videovigilancia que permiten supervisar en tiempo real todas las actividades del recinto mediante el Cuarto de Monitoreo 24/7, elementos arquitectónicos de ingresos, circulación y evacuación, así como sistemas de detección, alarma, supresión, cuerpos de emergencia y reacción inmediata con supervisión constante, todo esto para atender las incidencias y variables que puedan presentarse.

Cuando llegamos al tema de la evacuación, Javier nos confiesa que no le gusta referirse a la concentración de público en los eventos como “masa”, sino como individuos, cada uno importa. Para mantenerlos a salvo “se diseñan dispositivos acorde al perfil y tipo de show, considerando que ninguno es igual. Las personas acuden a nuestros eventos colectivamente bajo un interés común, ya sea un congreso, exposición, graduación o concierto, y hay que evaluar de manera integral cada una de las situaciones  para visualizar y anticipar los posibles riesgos, y actuar o activar mecanismos de control acorde al mismo”. Él comenta que las variables que analizan son variadas: edad, sexo, duración del evento (pueden ser días), horarios, salones ocupados, talento, activaciones publicitarias y plano del evento, “este último tiene un especial interés, pues nos permite determinar la capacidad de visitantes por espacio ocupado, así como los pasillos de circulación, distribución de los stands, accesos, y, por supuesto, las rutas de evacuación necesarias para accesar a las salidas de emergencia más próximas a la ubicación del necesitado”.

 

El riesgo de fuego

Los recintos cuentan con el programa interno avalado por autoridades de protección civil, mismo que cada año es actualizado e incluye capacitaciones para todo el personal y formación de brigadas de emergencia entre las que se encuentran Primeros Auxilios, Evacuación y Repliegue, Búsqueda y Rescate, Prevención y Combate de Incendio, ésta última en dos fases: la primera en frío con una capacitación en sala y ejercicios prácticos con mangueras, equipos fijos y móviles contra incendio; en una segunda fase, se realizan ejercicios con fuego real controlado en un campo de prácticas especializado, lo que permite contar con brigadistas capacitados para atender las diferentes emergencias que pudieran presentarse.

“Además, en las brigadas se cuenta con personal interno, proveedores de casa, empresas de seguridad privada e interna; estos dos últimos por obligación deben participar activamente en las diferentes brigadas y asegurar que el personal participe en capacitaciones y ejercicios. Asimismo, se consideran anualmente simulacros de campo y gabinete, tomando en cuenta distintas hipótesis como: incendios, sismos y evacuación (…) lo que le permite tener personal capacitado para dar atención en tiempo real a diferentes emergencias que pudieran presentarse”, agrega el Gerente.

Javier Cruz García nos platica que, en caso de una emergencia, el Comité de Emergencias es el responsable de tomar cualquier decisión indispensable acorde a la situación “e interactuar o solicitar la intervención de las diferentes autoridades en materia de Seguridad y Protección Civil, en el que se establecen convenios de participación conjunta en temas preventivos, operación y comunicación que ayuden al adecuado y seguro desarrollo de los eventos.

“A lo largo de la vida de este recinto, se ha concientizado en la necesidad de disminuir los riesgos inherentes en la diversidad de las operaciones, por lo que en la construcción y ampliación se han considerado materiales ignífugos, aplicación de retardantes de fuego, aplicación de materiales intumescentes y en general equipos o aditamentos que permitan disminuir el riesgo de incendio”, asevera Cruz García.

De entre todas las normas que existen en el WTC, se han implementado la prohibición de uso o generación de flama abierta (fuego), así como la utilización de pirotecnia o llama controlada; “por otra parte, las instalaciones eléctricas han sido un factor importante y muy cuidado. Se les da un especial énfasis, ya que por su naturaleza de temporalidad, deben pasar por estrictos controles de seguridad y cumplir con la NOM 001 SEDE 2012, instalaciones eléctricas (utilización),  lo que también nos ha permitido prevenir riesgos de incendio”.

Foto: World-trade-center-DF

Foto: LED

Foto: Cuadro WTC

 

Prevención, protección, bienestar… y conciencia

Según el Gerente de Seguridad del CIEC y del Pepsi Center del WTC, una de las medidas más importantes, hablando del tema de prevención es el reglamento de operaciones del recinto.

“Nuestros clientes deben respetar en todo momento las normas y reglas establecidas por el lugar para prevenir incendios o incidentes”, afirma Javier. Por su respuesta, podemos deducir que, independientemente de todos los esfuerzos del staff para salvaguardar la integridad de todos, gran parte de la prevención debe suscitarse en la mentalidad de cada una de las personas que entran a esos recintos; si no hay conciencia, no van a importar las medidas preventivas que se tomen inicialmente.

Los accidentes suceden de un momento a otro, en un parpadeo, son fortuitos, y de ahí que su naturaleza sea tan terrible. Es bueno sentirse seguro en un establecimiento y contar con todas las facilidades para evitar acontecimientos desagradables, pero nunca hay que confiar de más, al menos no tanto como para no tomar la salud en nuestras propias manos y vivir día a día con un pensamiento abierto y responsable.

Actualmente, el Centro Internacional de Exposiciones y Convenciones WTC es el 1° recinto ferial en México en obtener la Certificación LEED EBOM GOLD en la categoría de “Edificios Existentes con Prácticas en su Operación y  Mantenimiento Sustentable”, alcanzando el Nivel Oro emitido por el Green Building Certification Institute.

>“Pepsi Center 4 mil 20 metros cuadrados y alberga hasta 8 mil personas en un show”.

 

Por: Laura Duque

image_pdfimage_print
Share With:
Rate This Article

lectores@revistacontraincendio.com

No Comments

Leave A Comment